La persona pierde agudeza visual sobre todo central. A los pacientes que la padecen les resulta muy difícil leer, no son capaces de definir las formas y ven las líneas rectas torcidas. En definitiva, la degeneración macular afecta mucho a la vida cotidiana y a la calidad de vida.

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
He leído y acepto la política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted